11 de mayo de 2014

Perspectivas: La falsa apariencia


- Bla, bla, bla, bla…
- Para mí también es un sueño maravilloso, fantástico… extraordinario.
- Bla, bla, bla, bla…
- ¡Dios! Tú también eres único… el mejor que ha pasado por mi vida.
- Bla, bla, bla, bla…
- ¿Si? No puedo creerlo… pero si eres una buena persona y… un gran amante. Olvídalo, no sufras más. Ahora eres feliz... me tienes, cariño. Yo cuidaré de ti.
- Bla, bla, bla, bla…
- Yo también te quiero… síiii… ¡locos!… ¡apasionados! Mmm… ¡Dios, bendita locura! Sí, dos locos huyendo de una vida errada. Se acabó, mi amor… ahora estamos, nos tenemos. Vive por fin tu sueño... Disfruta de lo que has encontrado... Y sí... goza, goza conmigo como nunca antes...
- Bla, bla, bla, bla…
- Así no puedes seguir. Deberías de hacer algo ¿No crees? Piénsatelo, por favor, cariño… piénsalo y… decide.
- Bla, bla, bla, bla…
- ¿No? Entonces… ¿Acaso más adelante? Y mientras… ¿continuarás sacrificándote? ¿sacrificando lo nuestro? ¿a cambio de qué? ¿de una obligación? ¿de algo que no te llena? No te comprendo... no lo entiendo, cariño.
- Bla, bla, bla, bla…
- Lo sé… también lo eres para mí. Y... porque eres especial… el mejor... porque te quiero seguiré a tu lado. Pero en esta situación, no sé cuánto…

Inesperadamente, la partida llega a su fin…

- Bla, bla, bla…
- ¿Quéee? Pero si ayer me decías… y ahora desmientes. Tus insultos me duelen… esa sarta de descalificaciones… ¡Miserable!
- Bla, bla, bla…
- ¡Es increíble! Cómo puedes… después de lo que he hecho por ti… después de todo…
- Bla, bla, bla…
- ¡Hipócrita! ¡Falso! Llegaste a jurarlo por tu… ¡es increíble… increíble! Tantas promesas, tantas palabras vertidas y… escritas.
- Bla, bla, bla…
- ¡Mentiroso! Me confesaste todo lo contrario… y ahora… ahora ¡me sales con estas! ¡Le cuentas a todo el mundo… esto!
- Bla, bla, bla…
- Que yo… ¿qué? Que me lo dejaste claro desde un principio. Ahora resulta que me metes en el mismo saco que a las demás, cuando jurabas que yo era diferente…
- Bla, bla, bla…
- ¡Miserable! ¿Qué también jurabas a las otras? ¡Egoísta! ¡Embustero! Entonces te creí… cuando dudaba de ti… ¡Seré tonta!... cuando llegaron ellas… Venías… decías que sentías… Me hiciste pensar que conmigo no eras… pero ahora veo que eres peor aún…
- Bla, bla, bla…
- Vas a pagar bien caro todo lo que me estás haciendo… Lo vais a pagar bien caro… “cariño”
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Habla para que yo te conozca.