6 de noviembre de 2013

Just The Way You Are

!Qué bien suena este tema en boca de Diana!

Siempre hice mías sus palabras,
susurrándolas al oído entre besos y caricias.

Hoy, en memoria de aquellos recuerdos tan lejanos y que ahora se me hacen tan ajenos, os dejo esta balada de Billy Joel.






2 comentarios:

  1. ¿Es el tiempo el que es cambio en nosotros o somos nosotros los que cambiamos nuestro tiempo? Si le sirve mi humilde experiencia, muchas veces las personas con las que compartimos nuestra vida no son sustancialmente diferentes a cuando las conocimos sino que somos nosotros los que "modificamos", por una u otra razón, nuestra mirada sobre ellos. Si reflexionamos (con mucha flexibilidad, no vayamos a rompernos en la pirueta) tal vez nos demos cuenta que siempre fueron así pero no podíamos, o no queríamos, verlo…

    Mi beso de cuento en su banco de recuerdos, querida Lady Jardinera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que nadie es diferente a cuando le conocimos, pero a veces las falsas apariencias nos impiden ver la realidad que se oculta detrás de ellas, de aquí se deriva "la mirada sobre ellos". Será por la confianza depositada? o por la habilidad del actor? o quizá por ambas cosas? Seguro que se me escapan más razones, en todo caso, cuanto más tiempo dure la relación y más estrecha sea, sin duda alguna crecen las posibilidades de ser descubierta su falsedad, por muy ciegos que estemos.

      Besos, Señor Brummel.

      Eliminar

Habla para que yo te conozca.