1 de septiembre de 2013

Chocolate...


Mi afrodisíaco preferido...
Cuanto más puro, más dura.


Arrebata mis sentidos...
Me pierdo en sus matices.


Entre suaves mordisquitos, lo chupo, lo trago y relamo...
precipitando su final en el éxtasis de la petite mort.

Rosaida


6 comentarios:

  1. Observo complacido su excelente gusto culinario. Aunque respecto a los platos que nos trae Me considero mejor chef que comensal. Imagino que no tengo el paladar educado en depende qué tipos de cocina. Como degustación, Me inclino más - por ejemplo - por el shushi, aunque Me consta que no por ello tiene que ser del gusto de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que he leído de Usted me ha llevado a pensar que es un chef destacado y muy reconocido por su profundo conocimiento sobre los productos relacionados, principalmente, con el shushi y los makis, elaborándolos de una forma tan perfecta que cualquiera que se ponga bajo su dominio sucumbe a los excitantes placeres ofrecidos.

      Un beso, gran chef.

      Eliminar
  2. He de decir que el chocolate es uno de mis pecados veniales...con leche, o puro...pero he de reconocer que el shushi también incita a mi paladar...
    En cualquier caso, muchos los senderos culinarios que nos llevan dulce o ácidamente al clímax de nuestro goce...
    Me encanta este jardín Rosaida...comparto el gusto por el tango...esa danza caliente y expresiva de dos cuerpos que se hablan, la pintura y la fotografía...grandes vehículos de transmisión de infinitas sensaciones y emociones, musa de tanto...

    Así que con tu permiso, por aquí caminaré degustando y alimentándome con todo lo que nos regalas :-)

    Muackss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encanta que tengamos tantos puntos en común, Ame Pure.

      Chocolate o shushi, ambos maravillosos dependiendo de la velada y la ocasión. Lo que sí que creo es que los que disfrutan de la buena mesa son los que más disfrutan de los buenos placeres que nos ofrece la vida en momentos especiales.

      Un besazo, cielo.

      Eliminar
  3. difícil tenerlo cerca y no darle un mordisco... o varios ;)

    ResponderEliminar

Habla para que yo te conozca.